El eco del pasado

Hay casualidades que te marcan
de manera ineludible
y a las que no puedes hacer caso omiso.

Oportunidades que se cruzan en tu camino
un día cualquiera,
personas que no tenían que estar
en ese momento en ese lugar,
pero que sea como fuere
han sucedido por y para algo.

Es muy probable que la primera vez
no nos percatemos del motivo que se esconde,
pero con el paso del tiempo
todas las piezas van encajando
de una manera tan inverosímil
que solo podemos sentarnos a comprobar
cómo todo sucede por algo.

Sea casualidad o destino,
como diría una buena amiga:
«todo en la vida rima».

Aunque hoy no seas capaz de verlo,
esa conversación,
esa persona a la que te han presentado,
ese almuerzo,
ese encuentro fortuito
tendrá su reverberación en un futuro.

Porque, sea lejano o no,
la cercanía con la realidad
te hará darte cuenta
que cuando se complete el círculo,
entenderás el porqué.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s