¡Atrévete!

Hola a todos una semana más.

Como cada post, en el día de hoy se refleja el espíritu de lucha y sacrificio, aunque esta vez de una manera más personal y latente. Espero que te guste.

Cuando ya no te quedan fuerzas para seguir.
Cuando el amor de las relaciones personales no está por ningún lado.
Cuando tu familia ya no puede paliarte carencias de cariño.

Cuando buscas pero no encuentras.

Cuando tus esperanzas se desvanecen.

Cuando no posees ganas ni para mirarte en el espejo y corresponderte con la mirada.

Cuando te miras las manos y te encuentras pálida, invisible, sin alma…

… es en ese momento cuando sabes que todo debe cambiar, que algo estás haciendo mal, muy mal.

Te imploras a ti misma sacar fuerzas de flaqueza, revolcarte antes en el suelo con el propósito de levantarte pronto, muy pronto. Comenzar a caminar como un ciervo recién nacido e ir cogiendo el paso con el transcurso del camino. Tus pasos cada vez son más fuertes, más taconeados, más potentes… hasta tal punto que la gente se gira para mirarte a ti, estás caminando, estás sonriendo, estás rehecha cual Ave Fénix. Aún compartes el físico con tus heridas, pero sabes que pronto sanarán.

Los puntos de inflexión suceden, te desgastan, te hacen caer de rodillas frente a la vida… pero no podemos permanecer de esa manera por un tiempo prolongado si no queremos morir cada vez más a cada segundo que pase.

A medida que vayas cogiendo el ritmo te darás cuenta de que no tienes miedo, que ya nada puede detenerte, ya todo lo estás superando tú, sin necesidad de lamentaciones de nadie. Ni siquiera necesitas frases de ayuda escudadas en intereses mal interpretados. Puedes contigo. ¡Basta contigo!

No te rindas. Nunca podrás ser más joven de lo que eres ahora.

No obstante, recuerda… “trabaja duro pero en silencio. Deja que el éxito se encargue de hacer todo el ruido. El enemigo está cerca, no quieras despertarlo.”

Anuncios

2 comentarios en “¡Atrévete!

  1. Ale dijo:

    Me encanta, melancólico pero optimista, triste pero a su vez sin dejar caer la mirada al fondo del abismo. Ten fuerza para luchar, aunque te parezca escuchar a la soledad susurrándote siempre aparecerá esa mano que te ayudará a subir el escalón que en ocasiones resulta ser más bajo de lo que pensabas. Gracias por plasmar tantos sentimientos en esos párrafos. Besos y ánimo!!!!!

    Me gusta

    • maricriole dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Ale. Lo cierto es que hoy no tenía ganas de ser más optimista. Sin embargo quienes han sacado lo mejor de mi han sido esas manos que me han apoyado. Muchas gracias de nuevo, espero contar contigo siempre.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s