Porque todo de mi ama todo de ti.
Mis manos aman tus curvas
tus bordes
tus esquinas
tus rincones
y mientras… mis ojos atrapados en tus luces y sombras.

¡Música, maestro!

tú

Ya no sabría como expresar lo que siento cuando me haces sonreír de esa manera, incluso a veces me haces pensar que te inventas los chistes con el único propósito de verme reír. Aunque tampoco sabría explicar lo que siento cuando te observo sonriendo, cuando estás feliz, cuando nos miramos y todo comienza a oscurecerse alrededor porque quienes único brillamos somos nosotros dos.

No sé bien si debería saberlo cuando me acaricias suavemente la mejilla para tirarme fuertemente del pelo y besarme o justo cuando te encuentras relatando cerca de mi oído todas y cada una de las cosas que me harías.

Quizá no lo sé bien porque me limito a sentir el roce de tu piel contra la mía… esa suave tez morena recalentada por el fervor del momento.

Me haces sentir como si todo lo que pudiera pasarme en ese momento jamás fuera a ser tan malo como para estropear la perfección de continuar, segundo tras segundo, compartiendo tu aire.

Y fue cuando entonces, entre la letra de esa canción, sostuviste mi barbilla en tu mano y me dijiste: “… porque sin ti, mi vida no conduce a nada”. 

“El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.”
Aldous Huxley

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s