El amor tuyo y mío

image1-3

Los primeros besos no engañan, los primeros te quieros no mienten y los primeros abrazos carecen de maldad alguna. Estoy completamente segura que las personas se acercan a nosotros por atracción (interesada o no) pero, a medida que están a nuestro lado, el interés va aumentando y la atracción ocupando un segundo plano…
Claro que eso no es lo que me pasa contigo…

Deseo con el mayor fervor que me acontece que tus pasos sean los míos,
que nuestras miradas se retroalimenten perpetuándose a lo largo del tiempo,
que nuestros besos se conviertan en versos que sean escritos en un libro que siempre podamos leer para recordar,
también ansío que el peso de tu cuerpo sucumba mis más profundos deseos de poseerte día tras día y noche tras noche.

Deberías saber que no existe mayor sentimiento de anhelo que el que siento cada noche que no me hallo a tu lado,
asimismo poseo la mísera necesidad de mendigar tu amor,
aunque no sea necesario por tu imperante necesidad de demostrarme que cada día mi piel te apetece más y más.
Aún así mi piel, mi mente y mi corazón continúan rogándote que no seas efímero,
que no desaparezcas,
que crezcas en mi interior como estás acostumbrado a hacer,
que permanezcas con tus ojos clavados en los míos aunque sea en la oscuridad de la habitación.

Permíteme seducirte día tras día,
enamorarte como si fuese la última vez
y adornar tus labios con besos que solo yo podré darte.

Amémonos hasta que se agoten los segundos,
hasta que tus pasos sean los míos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s