La pandemia no es el Covid

Por lo menos, ponte mascarilla

Cuando la sociedad tiene miedo de perder
comienza a actuar de manera extraña.
Arriesga hasta a su hermano
con tal de conseguir lo que le interesa,
cuando hasta el más fuerte es capaz de perecer
pero su inconsciencia le lleva a pasarlo por alto
exponiendo todo y a todos:
– salud
– trabajo
– familia

Nos volvemos más inconscientes,
adictos de la fiesta y las redes,
haters de mascarillas y confinamientos,
adoptadores compulsivos de animales y niños de quien se tercie,
asmáticos pero no para fumar,
reposteros y cocineros experimentados,
pícaros, que no inteligentes,
egoístas, que no razonables.

Pasamos por alto que hay personas
a las que nos podemos llevar por delante
por el mero hecho de estar a su lado
y no llevar la mascarilla correcta,
le conozcamos o no,
pero ¿qué mas da, si mi mascarilla es la más bonita?

Personas que han pasado por guerras militares
y por otro tipo de guerras
como el cáncer,
también se exponen con esos inconscientes
que no quieren lavarse las manos.
Parece irrisorio, absurdo y hasta llamativo,
pero es tan crudo y real como la vida misma.

Egoísmo, no confundirlo con ganas de abrazar a tus seres queridos,
porque dudo que nadie tenga más ganas de ver a un ser querido
que un abuelo que no ha conocido a su nieto recién nacido
o un hijo queriendo despedirse de su padre que está en la cama de un hospital.

El hombre es un lobo para el hombre.

Somos la pandemia de este siglo y del resto de siglos
desde que habitamos la tierra.
Somos seres sociales… y un cuerno.
Seres incapaces de controlar sus impulsos e instintos,
primitivos como el primer hommo que existió
y por eso pasan todas las barbaridades que suceden.
Por el mero hecho de tener lucha de poder entre estados,
gobiernos,
naciones,
continentes
y, en definitiva, ver quién la tiene más grande,
nos encontramos donde estamos ahora mismo.

Espero que me estés leyendo desde casa y no desde la cama de un hospital o desde el sillón de un tanatorio, pero estés donde estés ahora mismo, eres inmensamente afortunado por poder leer todavía. Está en tus manos.

¿Qué vas a hacer hoy por el mundo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s