El tiempo, ese gran desconocido

adult-book-business-297755.jpg

Sentirse transparente es como sentir dolor, no se puede ocultar por demasiado tiempo.


Quizá la culpa sea de mi incesante necesidad de sentirme arropada, amada y valiosa, pero tal vez por eso necesite más atenciones algunos días.

A veces primero es el trabajo, los problemas, las facturas, las obligaciones; después ese resto de cosas que debemos hacer antes de olvidarnos, las urgentes que no pueden esperar y, cuando nos hemos dado cuenta, ya no queda tiempo para las personas a las que amamos.

Párate y piensa cuánto tiempo le dedicas a quien quieres, a las personas que consideras que son importantes para ti y sin las que te sería imposible vivir. Ahora abre los ojos y razona por un momento, porque estás viviendo sin ellos a sabiendas de todo ello. Pasamos horas y horas preocupados en el resto de cosas urgentes sin darnos cuenta que lo que está pasando es la vida.

Si hoy no dedicas tiempo a quien te quiere, quizá mañana ya no necesite de ese tiempo porque quizá lo haya buscado en alguien que sí que se lo da. Porque, a pesar de ser tu amor y atención el que quería y necesitaba, nadie puede esperar eternamente a que le miren para darse cuenta que está ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s