Esas cosas que no puedo explicar

chica-tumbada-cama

Comienza a ser una sensación que no se va,
pasando a ser ya un sentimiento bastante latente
y arraigado en mis entrañas.

Te quiero.

Se supone que el tiempo es como una trituradora
pues siempre lo deja todo más claro,
más básico,
aunque también lo puede dejar todo más hecho polvo
(literalmente),
pero no me ha pasado esta vez.

Debería ser valiente y aceptar
que lo que me pasó contigo no fue,
ni de lejos,
lo peor que me pudo haber pasado
(aunque tampoco fuera lo mejor).

Tengo clavada en mi pecho esa sensación de echarte de menos,
de necesitarte hasta que mis ojos digan: hasta aquí,
y no se me va del todo.
A veces parece que se va de viaje por un tiempo pero,
cuando más feliz estoy o cuando bajo la guardia,
apareces de nuevo.

Una parte de mi siempre está contigo
y creo que siempre lo estará.

Te extraño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s