Tienes que venir conmigo

Dame tu mano

No quiero curarme de ti
jamás.

Aunque creas que todo ha desaparecido,
que el frío es lo único que inunde este mundo sólido y tenue
y aunque ya no veas tanta belleza
ni sonrisas por las calles del futuro,
tienes que venir conmigo.

Cógeme de la mano y acompáñame
porque tengo algo que enseñarte.

Quizá no logres comprenderlo al principio
pero es algo que es muy nuestro,
aunque ni siquiera lo conozcas.
Me explico, amor…

Hay amores que nos hacen crecer,
incluso cambiar en muchos aspectos
no obstante, nosotros nos empeñamos en reconocer:
“siempre he sido así, esto estaba escondido dentro de mi, en algún lugar…”. 
Y así ha sido con esto que tengo para ti porque,
aunque pueda parecer pequeño,
sé que puede ser mucho más grande de lo que nadie jamás pueda imaginar,
incluso puede llegar a tener mucho más poder
que cualquier otra fuerza que mueve el mundo.

Tienes que venir conmigo
y descubrir de verdad
lo que es el amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s