El amor me ha hecho débil y me da igual

women-redhead-face-blue-eyes-freckles-smiling-1280x800

Si aceptar que siento es parecer débil, me consideraré la persona más débil del universo.

La gran mayoría de las veces somos cobardes, pues no aceptamos lo que nos sucede. Me refiero a cuando nos gusta una persona pero no somos capaces de decírselo por miedo al rechazo y al dolor. Es entonces cuando nos bloqueamos de una manera casi antinatural y nos inventamos técnicas para que esa persona no piense que nos gusta o que estamos desesperados. Me refiero a lo mencionado en esta entrada tan brillante como ajustada a nuestro tiempo.

Déjate de tonterías y si te gusta díselo

Supongo que antes las cosas eran más fáciles, las relaciones más concretamente, puesto que no le dábamos demasiadas vueltas al asunto. Recuerdo que si quedabas con una persona y te gustaba, solo tenías que decirle: “me ha encantado el rato que hemos pasado juntos y me gustaría mucho repetir”. Los que no lo hayan vivido me trataran de loca pero, yo que lo he vivido, puedo decir que es una de los momentos más naturales que existen. Aún arriesgándonos a llevarnos cualquiera de las dos respuestas posibles, nos atrevíamos a decir qué nos había parecido compartir momentos con las personas, ya hubieran sido citas o salidas con amigos.

Reconozco que hubo veces que no me respondieron lo que yo quería, que me dieron calabazas o, simplemente, me decían que iba demasiado rápido, pero ninguna de las veces me pararon por ser demasiado clara o directa. Por ello, a veces me hirieron y no me arrepiento, pues dije lo que necesitaba decir en ese momento y los sentimientos nunca pueden ser un error.

Hoy en día todo ha cambiado. Tenemos la presión de las redes sociales, que todo el mundo sabe lo que hacemos en todo momento y viceversa, que nos creemos que por rechazar e ignorar a la otra persona, y con ella a nuestros propios sentimientos y sensaciones, somos mejores personas.

¿Por qué nos empeñamos en parecer inmortales a los sentimientos?
¿Por qué nos duele asumir que en nuestra piel también hay cicatrices?
¿Por qué siempre asociamos el fracaso como algo malo?

Todo lo bueno y todo lo malo es parte de nuestra vida, de nuestro día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s