Nunca pensé que diría esto…

Nunca una sombra
dio tanta luz
como tu recuerdo.

Nunca pensé que diría esto, pero yo sé porqué sigues con ella

Sigues con ella porque la quieres y a mi me utilizas, o tal vez sea al revés, a mi me quieres y a ella  la utilizas. Pero, en cualquiera de los casos, no puedes vivir sin ese amargo vaivén.

El proceso consiste en crearme ilusiones para después correr a sus brazos, enmarcar una foto de los dos para que todo el mundo vea lo felices que son y, tras ese momento, regresar a mi para contarme lo insufrible que se te ha hecho. Te sientes lastimado porque ella no te quiere y tú a ella no quieres hacerla mujer cómo me lo harías a mi y yo, tonta redomada, te creo y te acojo entre mis piernas como rejuveneciendo tu, cada día, más acrecentado ego.

Me dices que me quieres, que vendrías conmigo, pero en ningún momento veo ningún rasgo de amor real entre tus declaraciones ni caricias, porque no existen. No tenemos ninguna foto juntos, de hecho te niegas a realizarlas y yo me limito a aceptarlo.
Tu amor sale de tu boca, ya sea en forma de beso o en forma de palabra, pero jamás actúas como deberías: demostrándome el amor que dices sentir por mi y no por ella.

Me lastimas pero no te importa, pues continúas haciéndolo, aunque después vengas a mi pidiéndome perdón y regalándome mil arrumacos que consuelen el daño ya ocasionado.
Yo soy la que calla por tu bien, la que se limita a esperar tu llamada o tu mensaje, la que jamás puede quejarse pues no hay más solución que la que existe: él con ella, ella con él y tú sin él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s